micro_influencer

El poder de los microinfluencers

El Influencer Marketing funciona, lo sabemos: pero hay que estar atentos a una trampa. Aunque algunos influencers tienen millones de seguidores y ganan miles de dólares por auspiciar un producto, podrían no ser la mejor opción para todas las empresas.

Por un lado, muchas marcas simplemente no tienen el presupuesto para pagar a un influencer del nivel de Kardashian o Jenner, ni siquiera a uno menos conocido. En segundo lugar, la gran cantidad seguidores puede diluir la influencia: si un blogger de moda, por ejemplo, tiene 500.000 seguidores, es poco probable que todos esos seguidores estén interesados ​​en un mismo estilo, una determinada marca o un cierto precio de ropa. En muchos casos, trabajar con un top-tier influencer con millones de seguidores no tiene sentido.

Y aquí es donde entran en juego los microinfluencers: bloggers y usuarios de redes sociales que suelen tener menos seguidores, que publican sobre nichos específicos. Para la marca adecuada, pueden ser la herramienta perfecta de Marketing. Si eres, por ejemplo, una marca que vende artículos de jardinería, tiene más sentido que trabajes con un microinfluencer, aun cuando esa persona tenga unos pocos cientos de seguidores.

 

¿Qué es un microinfluencer?

Es una persona común a quien las marcas le pagan para promover sus productos en las redes sociales. El punto clave es que no tienen que ser “famosos” en el sentido tradicional de la palabra.

Son personas interesadas en conectarse con una audiencia determinada y con un cierto alcance. No se define por un número específico de seguidores.

Por ejemplo, la usuaria de Instagram Chloe Louise tiene 547 seguidores, pero se ha asociado con marcas como La Roche-Posay y Nescafé, y obtiene sus productos de forma gratuita a cambio de sus posteos. La cantidad de seguidores compone solo una pequeña parte de la fórmula del Influencer Marketing: el factor más importante es cuán comprometidos están ellos con el influencer.

Un microinfluencer con 1.000 seguidores que recibe 500 likes o comentarios por posteo puede tener más impacto que uno con 10.000 seguidores que obtiene 1.000 likes por publicación. Y ambos microinfluencers serán más influyentes en su público particular que un gran influencer con 1 millón de seguidores y 2.000 likes por posteo.

En última instancia, lo que define la elección de un microinfluencer depende de las necesidades específicas de tu marca.