brand_safety

Las redes sociales están redefiniendo el brand safety

Ads que aparecen junto a contenidos poco felices, community managers confundidos que publican mensajes personales desde la cuenta de la empresa, usuarios que identifican campañas falsas y enseguida exponen a sus creadores. Estos errores se viralizan y afectan la credibilidad de las marcas más allá de las redes sociales.

Hace no mucho, la seguridad de las marcas en el entorno digital era un tema de preocupación que se limitaba al ámbito publicitario. La importancia que tiene para la reputación de una marca o institución ha crecido al ritmo de las redes sociales. Es más, compañías alrededor del mundo están incorporando puestos ad hoc dentro de sus estructuras para velar por la imagen de las marcas y por la efectividad de sus campañas en la web.

Un ejemplo concreto: En septiembre de 2014, los usuarios de Facebook e Instagram encontraron posts de Joan Rivers acerca del nuevo iPhone 6. Joan, una celebridad del mundo de la comedia, la moda y el entretenimiento, había fallecido dos semanas antes. Rivers programó sus posts sin saber qué le deparaba el futuro. Apple tampoco lo sabía. Si bien la empresa logró borrar los posts en poco tiempo, el incidente llegó a los medios de todo el mundo. Una vez más, la inmediatez de las redes no dio tregua.